Muchos piensan que producir contenidos es algo muy simple, pero la realidad es que la inspiración lo que motiva a los redactores para generar contenido de calidad y en ocasiones, es posible perder la motivación que permite las ideas fluyan.

No te preocupes si estás en esta etapa, no serás el primer redactor que sufre de este problema, tampoco el último. Pero si quieres recuperar la inspiración, puedes poner en práctica estos sencillos consejos.

Relájate

Estar bajo mucha presión nunca ofrece buenos resultados, así que ante algún bloqueo mental, toma unos minutos para realizar alguna actividad que te relaje, como salir a caminar, meditar o tomar una siesta.

En la mayoría de los casos de bloqueos creativos, el origen puede estar relacionado con preocupaciones que te estresan a nivel mental y agotan físicamente.

Cuando logras detectar el motivo de tu bloqueo podrás encontrar una solución, y recuerda que esto no lo podrá arreglar un cerrajero, porque lo que te bloquea no se encuentra en una puerta, está alojado en tu mente.

Lee constantemente

Leer es un buen ejercicio para los redactores de contenido, porque la lectura ofrece muchas ventajas, como ampliar el vocabulario, descubrir nuevos estilos de redacción, detectar cómo hacer asociaciones de una manera más fácil, entre otras.

También puedes escribir a diario, no importa que no sea una obra literaria maestra, puede que solo sea redactar algún correo electrónico o la lista de las compras, pero mantén tus manos en movimiento, creando frases todos los días.

Te puedes inspirar en algún libro

Este consejo tiene cierta relación con el punto anterior. Elige un libro que tengas en casa y empieza a leerlo con interés, estudia el método del escritor, la manera como inicia sus frases, cómo se comunica emocionalmente con sus lectores.

Esto va a permitir que adquieras conocimientos e inspiración. Incluso puedes aplicar una sencilla actividad que consiste en reescribir fragmentos de un libro.

Vale destacar que no se está recomendando el plagio, se trata de ayudarte a desarrollar tus propios pensamientos críticos y poder apreciar un determinado contenido, desde otra perspectiva.

Ten un banco de ideas

Es una excelente alternativa, porque muchas veces encuentras la inspiración en los momentos menos imaginados, así que siempre ten a mano papel y lápiz, de esta manera podrás tomar notas acerca de algunas ideas que pueden surgir mientras caminas hacia algún lado.

Por otra parte, siempre encontrarás información valiosa en Internet, así que si algún material ha captado tu interés, aunque no esté relacionado con lo que estás buscando en ese momento, guarda el enlace en tu ordenador, haciendo esto, lo tendrás a mano para cuando decidas trabajar en él.

Cambia de lugar

Parece algo absurdo, pero muchas veces funciona. Cambia de ambiente para ayudar a tu cerebro a relajarse y encontrar la inspiración que tanto anhelas.

También puedes simplemente salir a dar una vuela. Esto te va a dar la oportunidad de tener contacto con otras personas, porque cuando tienes un bloqueo, quizás solo necesitas una perspectiva diferente, así que aprovecha el momento para hacer un feedback con alguien, seguro encontrarás con algunas visiones muy interesantes.